Colgantes arbol de la vida

Desde hace miles de años los relojes, collares, colgantes, anillos, pendientes, etc. se han realizado para caballeros y señoras, en Asia, América, África y Europa. Se han usado como elemento decorativo y estético.

Las primeras pulseras, colgantes arbol de la vida y cierres formados por dos piezas y que encajan una en la otra, etc. vienen de El continente que limita al norte con el mar mediterráneo, al este con el mar rojo y el océano índico, al oeste con el océano atlántico y al sur con con los océanos atlántico e índico, concretamente en la prehistoria.

Hace unos siete mil años se crearon brazaletes, aretes, sortijas, colgantes, etc. de un metal de transición de color rojizo y brillo metálico.

Durante el antiguo egipto las sortijas, collares, brazaletes, pendientes, etc. significaban opulencia y servían para adornar los templos.

En la civilización griega de la antigüedad no solían llevar sortijas, colgantes, brazaletes, aretes, etc. y si utilizaban joyas era en apariciones públicas. Se usaban para regalar además de que las damas llevaban sortijas, pulseras, gargantillas etc. para mostrar su poder adquisitivo y exhibir su belleza.

Cuando los romanos llegaron a europa, la joyería cambió. La pieza que se puso más de moda llegó a ser el conjunto de dos piezas, una de las cuales encaja en la otra, ya que de esta forma sujetaban mejor la indumentaria. Hicieron muchas joyas con zafiros, carey, jáde, esmeraldas, perlas, bronce, oro, etc., porque disponían de muchas opciones en Europa. Creaban pulseras, gargantillas, aretes y broches. Además hicieron alhajas que cuelgan del cuello y se les introducía colonia. Las señoritas lucían esclavas, gargantillas, prendedores, aretes, sortijas, etc., y sin embargo los varones lucían sortijas.

En la época de Huescar Joyeros que se caracteriza por una concepción del hombre y del mundo basada en el conocimiento admiración e imitación de la antigüedad clásica y la época en la que españoles, británicos y portugueses recorrieron casi todo el planeta dejaron huella en el ámbito de la joyería en Europa.

En el periodo de la dominación de francia sobre la europa continental. Los expertos en joyas diseñaron joyas para ponerse en los dedos, en las manos, en el cuello, en las prendas, en los dedos y en la cabeza a conjunto.

Las alteraciones en las estructuras sociales y además la naciente industria hicieron que aflorará el individuo que ostenta un nivel socioeconómico medio que podía comprar colgantes, aretes, brazaletes, sortijas, prendedores, etc..

En nuestros tiempos los nuevos procedimientos e incluso materiales han dado lugar al diseño de joyas, y sin duda al alcance de todos los bolsillos.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn