Algunos consejos sobre FIV

Inseminación artificial

La inseminación es un proceso menos complicado (y menos costoso) considerado como la técnica de asistencia más rápida y fácil de realizar, esta consiste en hacer depósito de espermatozoides en el aparato reproductor de la mujer, esto debe ser en concordancia con los ciclos de evaluación de la misma.

El objetivo de esta técnica es conseguir un embarazo limpio sin necesidad de criogenización y siembra de los espermatozoides. El grupo de espermatozoides puede venir de la pareja o de un donante creando dos tipos de inseminaciones, la primera la artificial conyugal y la segunda artificial de donante.

Esta es la primera técnica de reproducción asistida badajoz que se puede tratar, es recomendada para aquellos hombres con una buena concentración de espermatozoides así como integridad y permeabilidad de las trompas de Falopio o al menos una de ellas.

El procedimiento es accesible e indoloro, siendo el favorito de muchos ya que es el que más se asemeja a una fecundación natural. La tasa de éxito dependerá de la edad de la mujer que realiza este tipo de técnica y la taza de embarazo puede subir en un 15% si se trata del semen de la pareja y un 22% si se trata de un donante, ya que estos últimos están calificados y tienen mayores probabilidades.

Los óvulos deben ser estimulados para que pueda ocurrir una mayor efectividad en la fecundación; sin embargo, estimulación en exceso puede generar como resultado una gestación múltiple, lo que es igual a un embarazo de gemelos que no se puede considerar como “no deseado” aunque sería una negligencia médica leve.

Fecundación in Vivo

Ya habiendo hablado de la fecundación in vitro, tenemos una nueva técnica de reproducción asistida llamada Fecundación in Vivo, en ella pueden mejorar en muchos aspectos lo que es la supervivencia del embrión sobre las diferentes adversidades que deberá recorrer para lograr su éxito.

La Fecundación in vitro badajoz puede reducir anomalías cromosómicas y su mayor ventaja es tal vez que no es necesaria la cultivación de embriones en laboratorio ya que estos pueden tranquilamente desarrollarse en su entorno natural.

La fecundación in Vivo es mucho mas económicas que la fecundación in vitro debido a que en este no es necesario dejar los óvulos en la incubadora por largos días, ya que es la incubadora la que genera mayor gastos al momento de realizar cualquier técnica de reproducción asistida.

La incubación ya no es necesaria ya que para el procedimiento de fecundación in vivo, se utiliza una capsula de silicona que es insertada en el útero, la capsula funciona como una incubadora de tamaño diminuto y esta a su vez permite que el embrión se desarrolle de manera tan natural como si de una fecundación común se tratase.

A los días la capsula es retirada y se estudia la vialidad de los embriones, se seleccionan los más sanos de ellos y se vuelven a implantar en el útero materno. Existen otras formas de realizar la implantación y también considerarse fecundación in Vivo, pero ya esto dependerá de las condiciones de cada laboratorio.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin