La plata envejece bastante peor que otros minerales

En el dormitorio de cualquier hembra en general suele tener un joyero con pulseras o también baratijas antigüas que hoy en día en ningún momento se ponen ya que están estropeadas o también por no recuerdan que las tienen.

Muchas de estas alhajas como pueden ser esclavas y colgantes se podrán seguir usando si se limpian con aplomo con el propósito de que se pudan lucir igual que años atrás.

Algunas de estas sortijas eran de colores dorados y plateados porque se construyeron con aleacciones que con el paso de los años y sin duda el viento se han ocurecido. Lo primero que sería apropiado es realmente concretar el tipo de mineral e incluso el colorido que presentan a día de hoy.

Bastantes piezas de joyería aparecen bañadas oro y con el tiempo pierden el chapado y no es sencillo conseguir de nuevo ese color ya que sería preciso recubirlas una vez más de oro y en realidad es bastante más barato comprar una nueva, en el caso de que sea de un mineral barato porque cuando son de plata auténtica resultan menos asequibles.

La plata envejece bastante peor que otros minerales y por supuesto no se limpia con facilidad. Si necesita adecentar unos pendientes ha de utilizar un trapo que no esté manchado y restregar con fuerza hasta que la tonalidad oscura desaparezca, pero si permanece lo ennegrecido disponemos de técnicas más satisfactorias como por ejemplo el extracto de limón, la pasta de dientes o las sales del ácido de carbono. No utilice compuestos químicos que podrán dañar la plata buena y ademas puede llegar a hacerse daño en las manos o los ojos si le cae ese producto.

Si en su joyero guarda muchos anillos y aros de plata de ley y pretende que estén brillantes tiene que abrillantar estas alhajas con ayuda de compuestos buenos.

A menudo dentro de esos guardajoyas vemos alhajas que están deterioradas y por tanto han de llevarse a una tienda de joyas para que puedan arreglarlas, pero sin embargo en la mayoría de las ocasiones resulta mucho más caro que adecentarlas empleando determinadas técnicas que verá en la red.

Existen hembras que no cuentan con una caja para poder guardar las joyas de manera que las tienen dentro de cajones, así habitualmente se pierden alhajas porque no estan bien ordenadas.

Las hembras conservan gran cantidad de pendientes online y lo más útil será ir a comprar un cofrecillo amplio con muchos apartados de cara a organizar de un modo sencillo todos los anillos. Los estuches se consiguen en bazares o también en tiendas de joyas donde puede seleccionar el que le guste más y obviamente se acople al sitio que tenga en el domicilio. Recuerde guardarlo en un sitio seguro por si pretendiesen robarle.

Todas las alhajas de alto coste se colocan en cajas para poder preservarlas de arañazos o incluso roces, en la mayoría de los pisos se pueden encontrar piezas de joyería de valor. Si tiene que hacer un viaje y no tiene alarma en la residencia, déjelas en casa de algún familiar, puesto que suelen apropiarse de ellas los cacos al no pesar en exceso pero además si resultan ser de oro podrán acuñar el metal y llegar a un pacto con joyeros sin reparo que después lo usan con la intención de hacer brazaletes.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn