Las tecnicas de reproduccion asistida

Las técnicas de reproducción asistidas son aquellas que permiten a parejas que no pueden por cuenta propia tener bebes, la posibilidad de poder tener su propio primogénito con ayuda de la ciencia y un poco de estudio en laboratorio.

Existen múltiples técnicas de reproducción asistida y todas buscan generar cierto nivel de alivio a hombres y mujeres estériles que por cuestiones de la vida no pueden tener bebes. Los procedimientos de reproducción asistida no suelen ser económicos pero la mayoría son efectivos y muy sencillos.

La inseminación artificial puede ser en cierta forma la técnica de reproducción asistida más reconocida que hay, esta consiste en tomar el semen criogenizado del hombre, realizarle estudios y luego pasar por distintos procedimientos para insertarlo en el ovulo de la mujer; sin embargo, mucho de los procesos de reproducción asistida necesitan de un poco más que una inseminación artificial.

Las técnicas de reproducción asistidas datan desde hace un poco más de una década; sin embargo, con el paso del tiempo estas han evolucionado a ser uno de los procesos más efectivos de tener un bebe para parejas estériles o de un mismo sexo (mujeres).

La ciencia incluso ha avanzado un poco más al punto de manipular la genética y saber de antemano algunos rasgos que tendrá el bebe o espermatozoide designado, como su sexo o su color de cabello; no obstante, esto es relativo y un poco innecesario.

Sin más preámbulos, echemos un vistazo a los múltiples métodos de reproducción asistida que existen en la actualidad:

Fecundación in Vitro

La fecundación in Vitro o FIV es una de las más directas y eficientes de las técnicas de reproducción asistida, consisten en la generación de un embrión en un ovocito por medio de un espermatozoide bajo la técnica llamada medio de cultivo.

El procedimiento es considerado natural aunque se lleva a cabo dentro de un laboratorio, este procedimiento se realiza situando unos 200 espermatozoides alrededor del ovulo, esperando que uno de ellos lo fecunde, una vez fecundado se procede a meter dicho ovulo en una incubadora y así puede pasar unos cuantos días hasta que finalmente se introduce en el útero materno.

Para que una pareja pueda ser aceptada para proceder a la fecundación in Vitro se requiere que la causa masculina (en caso de que lo sea) sea realmente de gravedad o que sea  por una esterilidad desconocida. El procedimiento  lo puede realizar una mujer mayor de 40 años, en estado de menopausia o una persona con alteración en el endometrio.

Mujeres con problemas inmunológicos, solteras o con intentos fallidos al momento de realizar una inseminación artificial también son aptas para el procedimiento de fecundación in Vitro.

Entre las complicaciones que pueden surgir de la Fecundación in Vitro esta la gestación múltiple o lo que es igual la inserción de 2 o 3 espermatozoides a un mismo ovulo, lo que trae consigo la aparición de gemelos o trillizos, y limitado a esto por limitaciones de las leyes del país.

Comparte este post....Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin