Se esculpieron las sustancias minerales compactas

Desde que el ser humano existe ha encontrado materiales con el objetivo de hacerse la vida más fácil. Y también, como elemento decorativo se utilizaban materiales que son buenos conductores del calor y la electricidad y piedras.

Para empezar se esculpieron las sustancias minerales compactas y con el paso del tiempo se moldearon el oro, la plata, el cobre, el bronce y el hierro. Esta circunstancia dió lugar a distintas profesiones.

Los collares, pendientes, colgantes, gemelos personalizados, etc. no se quedaron al margen de todo este proceso a causa de la agudeza de los artífices que modelaban la plata, el bronce, el cobre, el oro, el hierro y el jáspe, la cornalina, el cuarzo, la amatista y el ónice.

Al emplearse, el cuarzo, la cornalina, la amatista, el ónice y el jáspe para hacer pendientes, colgantes, anillos, etc. apareció otra actividad, el reconocimiento de las gemas. Se presentía que determinados minerales duros, brillantes y escasos mejoraban ciertas afecciones, muchas eran desechadas porque suponían que daban mala suerte y además ciertas gemas traían prosperidad a las mujeres y hombres que las poseían.

Con el transcurso del tiempo, al sustiuirse los animales por maquinaria provocó que determinados minerales y algunos elementos químicos capaces de conducir electricidad y calor se utilizasen en la siderurgia.

Las joyas de pulseras personalizadas cada día se perfeccionaban más. El poder adquisitivo de la persona se conocía por sus joyas. También observando los aretes, pulseras, gargantillas, etc. que llevaba una persona se daba a conocer si era liberal, demócrata, socialista, comunista, etc. y sin duda si practicaba el judaismo, el cristianismo, el hinduismo, etc. .

Bastantes piezas de joyería que se llevan en estos tiempos provienen de China, Grecia, Roma, Mesopotamia, Egipto o la India.

Al hablar de piezas de joyería estamos aludiendo a algo de alto valor, como por ejemplo gargantillas, pulseras, collares, sortijas, pendientes, etcétera, que se hacen con el circón, el crisobelio, la cornalina, la aventurina o el citrino asi como oro y plata.

Las gargantillas, aretes, relojes, pulseras, etc sirven para que las chicas se sientan bellas, aparte de que son un signo de finura.

El caballero actual no se conforma con cualquier tipo de joya. Tiene una gran variedad complementos, como serían anillos, gemelos, colgantesm pulseras, pendientes alfileres en la corbata, etcetera. Se utilizan metales como la aleación de hierro con un metaloide o el latón y además se les añade piel, una sustancia natural o sintética elástica, etc. pero no obstante el oro y el platino se usan bastante más.

Las alhajas de los hombres diremos que son menos ostentosas que los anillos, colgantes, pulseras, pendientes, etc. de las señoras, no suelen tener topacio, cornalina, cuarzo, lapisláxuli, ónix, jaspe, etc..

No se olvide de que incluso puede marcar un colgante, una pulsera, unos gemelos, un reloj, etc. y conseguirá tener una pieza única y original.

En la red contamos con muchas empresas que hacen este tipo de trabajos.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn